Viaje en el Gers

Descubrir el Gers, es descubrir una región excepcional .Viajar por el Gers, es llegar a la fuente de la vida y de la naturaleza. Aquí, todo es verde. La capital Auch es una ciudad de tamaño medio donde se ubica una magnífica catedral.
Encontrarán hoteles muy bonitos, cada cual más encantador, ubicados en antiguos edificios restaurados con mucho estilo.

Aquí es fácil salir de un pueblo precioso para meterse en otro, empujar una puerta y encontrar siempre algo más.
Uno de los mayores atractivos de la provincia es, por supuesto, su gastronomía, nos encontramos en la zona del pato, del vino y del armagnac. Resulta imposible resistirse a comer magret de pato o foie-gras acompañados de un excelente vino de Madiran o de Saint-Mont. Visitar todos estos pueblecitos, sus viñedos donde desde hace tanto tiempo se produce un vino de gran calidad, es garantía de una estancia feliz.

La comarca de Gascogne con su ilustre representante d’Artagnan no le va en zaga. Aquí el mosquetero d’Artagnan compite con los mejores artistas de jazz ya que en Marciac se celebra cada verano uno de los festivales de jazz más importantes del mundo.

Nuestra agencia IRIS EVENT les invita a conocer lugares increíbles que, aunque no lo sepan, necesitan descubrir. ¿Por qué no se apuntan a una clase de cocina para aprender a cocinar las especialidades de la zona ?
De Riscle à Saint Mont, de Plaisance a Auch, de Mirande a Marciac, tendrán tiempo de sobra para disfrutar de esta magnífica región abanderada del vivir bien y comer mejor.

El monasterio de Saint-Mont es hoy en día uno de los hoteles más bonitos del suroeste de Francia. Ubicado en un monasterio adyacente a la iglesia del pueblo, ha sido objeto de importantes renovaciones para devolverle su antiguo esplendor.

Con una docena de habitaciones, un spa y una piscina ofrece también una cocina de gran calidad de la que podrá disfrutar tanto en el interior como, en verano, en el claustro original.

No se pierdan la bodega, tampoco la sala de catas porque son parte de la Bodega de Plaimont. El monasterio es propiedad de las famosas Bodegas Plaimont, llevando además de su denominación de origen y pueblo, por eso, no debe dudar en probar sus caldos.

Desde el monasterio, situado en un promontorio, rodeado de viñedos y protegido por la iglesia , es fácil explorar las pequeñas calles que lo rodean.
La gente suele llegar por casualidad, pero suele volver con mucho gusto.

La agencia IRIS EVENT lo ha convertido en uno de sus destinos estrella, un lugar esencial para descubrir uno de los rincones más auténticos de Francia. Por ello, nos sentimos obligados a proponérselo en la programación de sus viajes, ya nos lo agradecerán.